que se establece en el tratado de roma

Tres tratados fundamentales en la historia de la Unión Europea: Roma, Maastricht y Lisboa

Desde la creación de la Unión Europea en 1957, el Tratado de Roma ha sido uno de los pilares fundamentales en su proceso de integración y cooperación. Este acuerdo, junto con el Tratado de Maastricht de 1992 y el Tratado de Lisboa de 2007, han establecido las bases para la unión entre los estados miembros y la promoción de valores como la igualdad y la solidaridad. En este artículo, exploraremos en detalle lo que establecen estos tratados y qué países forman parte de ellos, centrándonos especialmente en el Tratado de Roma y los cambios que introdujo posteriormente en el Tratado de Lisboa de 2004. Además, analizaremos su importancia en la construcción de la Unión Europea y su impacto en la actualidad.

Introducción al Tratado de Roma: origen y objetivo.

El Tratado de Roma fue un acuerdo firmado en 1957 por seis países europeos: Bélgica, Francia, Alemania Occidental, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos. Este tratado es considerado como el acta fundacional de la Unión Europea, y su objetivo principal fue lograr una mayor integración y cooperación entre los países miembros.

Tras las devastadoras consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, Europa se encontraba en una situación de crisis económica y política. Con el fin de evitar futuros conflictos bélicos, los líderes europeos decidieron unir sus fuerzas y trabajar juntos en pos de una Europa más fuerte y unida.

Origen del Tratado de Roma: La idea de un tratado que uniera a los países europeos fue propuesta por el ministro francés de Asuntos Exteriores, Robert Schuman, en 1950. Este fue el inicio de un largo proceso de negociaciones y acuerdos entre los países miembros, que culminó en la firma del Tratado de Roma en 1957.

Objetivo del Tratado de Roma: El principal objetivo del Tratado era crear una comunidad económica europea, que promoviera el libre comercio y la libre circulación de bienes, servicios, personas y capitales entre los países miembros. Además, también impulsaba la cooperación en otros ámbitos como la agricultura, la energía y la investigación.

Conclusión: El Tratado de Roma sentó las bases para el desarrollo de la Unión Europea y ha sido un elemento clave en la historia del continente. Gracias a este tratado, se han logrado avances significativos en la integración europea y se ha fortalecido la paz y la estabilidad en la región. Hoy en día, la UE cuenta con 27 países miembros y sigue trabajando por un futuro de prosperidad y unidad.

Principales disposiciones del Tratado de Roma de 1957.

El Tratado de Roma de 1957 fue un acuerdo histórico firmado entre seis países europeos para establecer la Comunidad Económica Europea (CEE), el precursor de la actual Unión Europea.

Este tratado, también conocido como Tratado de París, estableció los cimientos de la integración europea y sentó las bases de la cooperación económica y política entre los países miembros.

Entre las principales disposiciones del Tratado de Roma se encuentran:

  • Libre circulación de bienes: se eliminaron las barreras arancelarias y se estableció un mercado único para la libre circulación de mercancías.
  • Libre circulación de trabajadores: se garantizó la libertad de movimiento y trabajo entre los países miembros, lo que ha facilitado la inmigración y ha estimulado el crecimiento y la diversidad cultural.
  • Libre circulación de capitales y servicios: se eliminaron las restricciones a las actividades financieras y comerciales entre los países miembros, facilitando la inversión y la prestación de servicios transfronterizos.
  • Política agrícola común (PAC): se estableció una política agrícola común para garantizar la seguridad alimentaria y promover el desarrollo del sector agrícola en la UE.
  • Política comercial común (PCC): se acordó una política comercial común para establecer relaciones comerciales con países no miembros y para proteger los intereses comerciales de los países miembros.
  • Órganos de toma de decisiones: se crearon instituciones como la Comisión Europea, el Consejo de Ministros y el Parlamento Europeo para tomar decisiones y supervisar la implementación del tratado.
  • Este tratado ha evolucionado y se ha ampliado a lo largo de los años, pero sus principales disposiciones siguen siendo la base de la UE en la actualidad.

    Impacto del Tratado de Roma en la integración europea.

    El Tratado de Roma, firmado en 1957 por los países fundadores de la Comunidad Económica Europea (CEE), sentó las bases para una mayor integración y cooperación entre los Estados miembros. A lo largo de los años, este tratado ha tenido un impacto significativo en la unión europea y ha sido fundamental para la creación de la Unión Europea como la conocemos hoy en día.

    La creación del mercado común: El objetivo principal de la CEE, establecido en el Tratado de Roma, era la creación de un mercado común europeo, eliminando las barreras comerciales y fomentando la libre circulación de bienes, servicios, personas y capitales entre los Estados miembros. Esto ha contribuido a un crecimiento económico sostenido y una mayor competitividad en la región.

    La consolidación de la paz: Uno de los principios fundamentales de la Unión Europea es promover la paz y la estabilidad en Europa. El Tratado de Roma sentó las bases para una estrecha colaboración entre los Estados miembros y ha sido un factor clave en la prevención de conflictos y en la promoción de la cooperación y la solidaridad.

    La creación de la moneda única: El Tratado de Maastricht, firmado en 1992, es una consecuencia directa del Tratado de Roma. Este tratado estableció la creación de la Unión Económica y Monetaria, que más tarde llevó a la introducción del euro en 1999. Esta moneda única ha facilitado el comercio y la movilidad en la región y ha fortalecido la posición de la UE en la economía global.

    La ampliación de la UE: El Tratado de Roma también estableció los procedimientos y criterios para la adhesión de nuevos países a la CEE. A lo largo de los años, la UE ha crecido de 6 a 27 Estados miembros, lo que ha fortalecido su posición como un actor importante en la política internacional y ha ampliado su mercado único a millones de personas.

    Su impacto se extiende a todos los ámbitos, desde la economía y el comercio hasta la política y la cooperación. Sin duda, este tratado seguirá siendo una parte fundamental de la UE en el futuro y continuará impulsando su evolución y progreso.

    ¿Qué se estableció en el Tratado de Maastricht?

    El Tratado de Maastricht, también conocido como Tratado de la Unión Europea, fue firmado en 1992 en la ciudad holandesa de Maastricht. Este tratado es considerado uno de los más importantes de la Unión Europea, ya que estableció las bases para la creación de la Unión Europea tal como la conocemos hoy en día.

    Entre los principales acuerdos establecidos en el Tratado de Maastricht destacan:

    • La creación de una ciudadanía europea para todos los ciudadanos de los Estados miembros.
    • La puesta en marcha de una política exterior y de seguridad común para la Unión Europea.
    • La creación de una moneda única, el euro, con el objetivo de facilitar el comercio y fortalecer la economía de los países miembros.
    • El establecimiento de una política de justicia y asuntos interiores, con el objetivo de garantizar la libre circulación de personas y luchar contra el crimen y el terrorismo.
    • La promoción del desarrollo sostenible y la protección del medio ambiente.
    • Además, el Tratado de Maastricht impulsó la cooperación y el diálogo entre los países miembros, así como la toma de decisiones conjuntas en materias como la salud, la educación o la cultura.

      Artículos relacionados